LA CREACIÓN

 

Dios tardó hasta siete días

en la Creación del mundo

y a mí siempre me pedían

hacerlo todo al segundo.

 

Seis días duró el trabajo

y el séptimo fue descanso,

aunque siendo omnipotente

tampoco se cansó tanto.

 

Si Dios no pudo cansarse

al hacer la Creación,

fue de verdad ese día

fiesta de inauguración.

 

El domingo celebramos

no los días del trabajo,

lo que en verdad festejamos

es el día de descanso.

 

Es el "Día del Señor",

primero de la semana,

que empezamos descansando

y luego a ver quién trabaja.

 

Lo primero que Dios hizo

fue la luz diciendo "fiat",

pues nadie puede crear

sin tener luz encendida.

 

Dios separó luz y sombras,

lo seco de lo mojado,

la tierra de las estrellas,

todo muy bien ordenado.

 

Y creó a los animales

a su antojo y fantasía,

sólo diciendo sus nombres

y de la nada nacían.

 

Ir diciendo las palabras

que antes nada significan,

e ir naciendo criaturas

que pronto se multiplican.

 

El poder de la palabra

vestida de creación,

nombre que no se pronuncia

ser que ya nunca nació.

 

En cambio el nombre de Dios

fue ocultado a los humanos

que no se puede nombrar

ni ser pronunciado en vano.

 

En el mundo de los peces

hubo alguna anomalía,

peces globo, sierra, espada,

pirañas, mantas y anguilas.

 

Jirafas y ornitorrincos,

perezosos y serpientes,

¿fueron así proyectados

o fueron un accidente?

 

Los murciélagos horrendos …

¿encima de esto son ciegos?

El hipopótamo inmenso …

¿por qué tanto sobrepeso?

 

¿Se te olvidaron las patas

que llevaban las culebras?

¿o se las llevaron todas

las zancudas y cigüeñas?

 

¿Por qué necios y cotorras

pueden sin cerebro hablar?

¿Por qué quedaron las cebras,

parece, a medio pintar?

 

Los pobres camaleones …

¿no viste que era tan feos?

¿Por qué los ciervos y astados

tienen cuernos por trofeos?

 

¿Por ser tan bobo el pingüino

quiso vivir en los hielos?

¿Por qué hiciste a los babuinos

como hombres con mucho pelo?

 

¿Por qué se ríe la hiena

si sólo come despojos?

¿Y por qué a los perros flacos

prefieren pulgas y piojos?

 

Primero los caracoles

llegaron a por su concha

y cuando se terminaron

los limacos y babosas.

 

El caracol enfadado

con voz fuerte ha preguntado:

"Bien está que me hayan dado

la casa que me han colgado.

 

¡Señor, que yo te pedí

una cierta autonomía

y creo que por desliz

me has creado hermafrodita!".

 

"Lo mío ha sido peor",

ha contestado el caballo,

"que yo busqué a mi pareja

y caballa es un pescado".

 

Al búho y a las lechuzas

les pregunta el viejo topo:

¿Si vivís siempre de noche,

por qué queréis tantos ojos?

 

La tortuga es muy tranquila,

pocas cosas concluirá,

por eso le han dado vida

más años que a los demás.

 

El gato, con muchas ganas,

las siete vidas demanda,

y en cambio al burro de carga

una ya … le viene larga.

 

Es verdadera embustera

la cruel mantis religiosa,

pues mientras reza que reza

a su pareja devora.

 

Dromedarios y camellos

las jorobas se quedaron

y algún hombre contrahecho

le tocó las que sobraron.

 

Por problemas genealógicos

hubo cierto desconcierto,

primero fue el perro lobo,

después el oso hormiguero.

 

Al hombre Dios lo creó

con un pedazo de barro,

luego encima le sopló

y cobró vida el cacharro.

 

Con la costilla de Adán

Dios a la mujer creó,

con un pedazo de hueso

una joya fabricó.

 

¡Al fin te libraste, Adán,

que sólo fue una costilla,

que si fuera el costillar

es que ya nadie te libra!

 

Porque te hubieras comido

no la manzana prohibida,

sino también peras, higos,

melones y mandarinas.

 

Los pequeños animales

se comerán los insectos,

y los animales grandes

se comerán los pequeños.

 

Por su parte los humanos

se comerán lo cazado,

lo que pesquen y cultiven,

frito, cocido o asado.

 

Ojalá que lo construido

por Dios en una semana

no sea todo destruido

por la negligencia humana.

 

Y que en menos de un minuto

de imprudencia soberana

y de terror absoluto

conviertan el todo … en nada.

 

     -----oooOooo-----

 

  

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes