AMOR INFIEL

 

Un tesoro yo daría

por una noche contigo

y en cambio todos los días

te desprecia tu marido.

 

Tus días de aburrimiento

y de silencio mortal,

de ver pasar los momentos

sin amar ni disfrutar.

 

Por desgracia tu marido

no sabe apreciar su suerte,

pues él ya siente el hastío

por lo que a mí me conmueve.

 

Sólo el rozar de tus labios

para mí son una fiesta,

o el coger tus frías manos

que a tu marido molestan.

 

Yo te daría ilusión

diferente a tu rutina,

sentirías la pasión

de mi oculta fantasía.

 

Todo mi ser temblaría

con el calor de tu cuerpo,

nuevos versos nacerían

con el sabor de tus besos.

 

Cada noche desearía

poder dormir abrazados,

diciendo cosas bonitas

y despertar a tu lado.

 

Dejarías de estar triste,

descubrirías la vida

que un día joven sentiste

y que creías perdida.

 

¿Por qué la humana razón

desprecia lo conseguido

y desea con fruición

todo lo ajeno o prohibido?

 

Sin caer en fantasías

valoremos más lo nuestro.

Si lo perdemos un día ...

¡vamos a echarlo de menos!

 

       -----oooOooo-----

  

  

© Manuel de Churruca y García de Fuentes