CALVOS

 

Preguntaba un majadero

cómo me lavo la calva,

si con champú para el pelo

o con jabón de la cara.

 

Como no ofende quien quiere,

yo le aguanté su mirada,

y con aire indiferente

calleme … y no dije nada.

 

       -----oooOooo-----

 

Descarnadamente calvo,

como el culito de un niño,

como un lama tibetano,

como una rana del río.

 

Ni un solo pelo de muestra

como un desierto baldío,

como lisa calavera,

o como cristal pulido.

 

Como un jardín que esta yermo,

como el rastrojo quemado,

como se ve un aeropuerto

por una mosca volando.

 

Como una fría bombilla,

como un lago congelado,

como una frente subida,

como los pies por debajo.

 

Ni siquiera una pelusa

ni una capita de vello,

como tiene alguna fruta

o engalana el terciopelo.

 

Una luna sobre el rostro

como nunca nadie ha visto,

ni un solo pelo de tonto,

ni un solo pelo de listo.

 

Una cumbre pellejuda

en la pelada montaña,

un palmo de piel desnuda

en cabeza coronada.

 

Si no tienes buen cabello

todos creen que eres feo,

que la gente relaciona

tener pelo con ser bello.

 

Y al final queda una frase

que nos sirve de consuelo,

que “cuando cien años pasen

todos calvos estaremos”.

 

       -----oooOooo-----

  

  

© Manuel de Churruca y García de Fuentes