CORTIJO AL SOL

 

Todo el paisaje grisiento,

mi visión adormecida,

se confunden tierra y cielo,

nada me anima la vista.

 

Al pronto el sol se destapa

y ha explotado el color blanco

de la fachada encalada

de aquel cortijo lejano.

 

Un punto de luz albina,

un espejo que refleja,

una luna blanquecina,

una reluciente estrella.

 

Luego el sol vuelve a cubrirse

cuando las nubes lo tapan,

y tornan los tonos grises

y las formas apagadas.

 

Vuelve a dormir mi mirada

porque el cortijo se oculta,

como una luz que se apaga

y lo deja todo a oscuras.

 

Cual se vacía un estanque

por un solo remolino,

así se apaga el paisaje

tras el blancor del cortijo.

 

     -----oooOooo-----

  

  

 

© Manuel de Churruca y García de Fuentes