DOS PECHOS

 

Dos pechos van por la calle

y los sigue una mujer,

que va echada hacia delante,

que no los quiere perder.

 

Ambos pechos van tirando

con vigor y robustez,

van hacia arriba apuntando

con pasmosa ingravidez.

 

Parece que son dos balas

disparadas a la vez,

ambas parejas avanzan

con la misma rapidez.

 

Aparentan ser más duras

que el más duro pedernal,

pero tendrán la blandura

de su forma natural.

 

Van silenciosas, no silban,

mas tampoco son discretas,

pues todo el mundo las mira

y se vuelve para verlas.

 

Muchos hombres deseando

ser blanco de ambos misiles,

poder sentir los impactos

de tan bellos proyectiles.

 

Se abren camino los pechos

por el medio de la calle.

La mujer detrás corriendo

para que no se le escapen.

 

       -----oooOooo-----

  

  

© Manuel de Churruca y García de Fuentes