EL HIJO ESPECIAL

 

Tuve cien blancas ovejas

y a todas ellas quería,

mas tuve una oveja negra

y ella fue mi preferida.

 

El hijo más especial,

más complicado o distinto

es siempre el que duele más ...

¡y también el más querido!

 

       -----oooOooo-----

 

 

 

© Manuel de Churruca y García de Fuentes