FRUTAS Y MUJERES

 

Las frutas visten colores

atractivos y brillantes

y al aire lanzan olores

sabrosos y penetrantes.

 

Con ellos sólo pretenden

ser devoradas, comidas,

para poder extenderse,

para expandir sus semillas.

 

Así su especie mantienen,

su destrucción es la vida,

se multiplican y crecen

y nacen nuevas semillas.

 

Igual hacen las mujeres

con sus coloridos trajes,

con joyas resplandecientes,

con tintes y maquillajes.

 

Con perfumes deliciosos,

con jabones y con cremas,

con tratamientos ruinosos

y con trucos de belleza.

 

De esta manera pretenden

el formar una familia

y que su casa se llene

con sus hijos y sus hijas.

 

Pero hay que tener cuidado

porque la Naturaleza

a veces crea el engaño

y guarda muchas sorpresas.

 

Que también existen setas

de colores llamativos,

con aparente belleza

y de aromas exquisitos,

 

que esconden mortal veneno

bajo el brillo de su piel,

que te trastornan el sueño

hasta hacerte perecer.

 

Así también hay mujeres

como setas venenosas,

que sólo sienten placer

con destruir lo que tocan.

 

Has de saber escoger

entre frutas y entre setas,

hasta encontrar la mujer

que te sirva de pareja.

 

Una mujer bondadosa,

que la quieras y te quiera,

que sea amable y cariñosa …

¡que sea tu compañera!

 

       -----oooOooo-----

  

  

© Manuel de Churruca y García de Fuentes