LA NOCHE DE SAN JUAN

 

Entre todas la más corta

es la noche de San Juan.

Todo el mundo va a la costa

para bañarse en el mar.

 

Las estrellas de los cielos

también se quieren bañar

para esperarte allí dentro

y así poderte mirar.

 

Pero la envidiosa luna

ha dejado de brillar,

tras una nube se oculta

por que no te vean más.

 

Entonces … cientos de fuegos

se encienden junto a la mar,

haciendo brillar tu cuerpo

con reflejos de oro y sal.

 

Como un espejo dorado,

como un bruñido cristal …

¡tu belleza ha iluminado

la corta noche estival!

 

       -----oooOooo-----

  

  

 

© Manuel de Churruca y García de Fuentes