LAS FLORES Y LAS MUJERES

 

Las flores se visten todas

con colores llamativos,

azules, malvas y rosas,

rojos, blancos y amarillos.

 

Las flores también se envuelven

en aromas exquisitos,

con olores diferentes

que embriagan nuestros sentidos.

 

Todas las flores se llenan

de polen y de ambrosía,

y alimentan con su néctar

a insectos que polinizan.

 

Son la trampa natural,

color, perfume y comida,

y así se asegurarán

que su especie no se extinga.

 

Atraen a muchos insectos,

a todos los utilizan.

Así consiguen con ellos

el generar nuevas vidas.

 

Como flores, las señoras,

lucen bonitos vestidos,

y en ellas brillan las joyas

como gotas de rocío.

 

Se ponen sombra en los ojos,

se empolvan frente y mejillas,

se pintan los labios rojos,

se tiñen y se maquillan.

 

Usan perfumes muy finos

para oler como las flores,

que su olor sea atractivo

para atraer a los hombres.

 

La mujer en la cocina

crea platos suculentos

y atrae barrigas vacías

de muchos hombres hambrientos.

 

Y con su panza ya llena,

estómago enamorado,

ellas serán satisfechas

por estos hombres cebados.

 

Y al final cumplen su suerte

las abejas y los hombres,

zánganos para mujeres

y obreras para las flores.

 

     -----oooOooo-----

 

 

© Manuel de Churruca y García de Fuentes