PRIMER AMOR

 

Primer amor no se olvida

por mucho que pase el tiempo,

aunque larga sea la vida

siempre vive en el recuerdo.

 

El tiempo todo lo mata,

lo borra sin compasión,

pero siempre se le escapan

los recuerdos de este amor.

 

Es como un hueco profundo

que mi alma ha perforado,

siempre en el hueco me hundo

sin conseguir rellenarlo.

 

Abismal sima tan honda

como es ese amor primero,

el amor que más importa

porque ha sido el más sincero.

 

Es como un fuego apagado

que renace de repente,

con un calor renovado,

que es el mismo ... y es más fuerte.

 

Como ascuas bajo cenizas

que adormecidas están,

y, de pronto, se reavivan

con la fuerza de un volcán.

 

Que puede quemar los cuerpos

y derretir nuestras almas,

con el calor de recuerdos

que reviven de la nada.

 

La ilusión recuperada

de ese mi primer amor,

con la fuerza renovada

de la primera pasión.

 

Como el derretido acero

que con su ardor me consume,

así me quema el recuerdo

de tus pupilas azules.

 

Mil amores tú tendrás

y otros romances sin cuento,

pero nunca olvidarás …

¡el que fue tu amor primero!

 

       -----oooOooo-----

  

  

© Manuel de Churruca y García de Fuentes