RECITANDO POEMAS

 

Cuando de amor son tus versos

y los dices a mi oído

son iguales que tus besos,

producen escalofríos.

 

Me recuesto en tu regazo

para oir cómo recitas,

verso a verso, muy despacio,

desgranas tu poesía.

 

Siento tu cálido aliento

diciendo frases bonitas.

Despiertas mis sentimientos,

cosas que estaban dormidas.

 

Disfrutando ese momento,

así podría yo estar,

fundidos nuestros dos cuerpos …

¡por toda la eternidad!

 

       -----oooOooo-----

 

  

© Manuel de Churruca y García de Fuentes