REFRESCANTE AMOR

 

Como abrir una ventana

y sentir el aire fresco

que te acaricia la cara

y te refresca por dentro.

 

Como beber agua clara

de alguna fuente sombría

y sentir en la garganta

el frescor del agua fría.

 

Como bañarse en la playa

en un ardoroso día,

entre olas de espuma blanca

y sabor de sal marina.

 

Como el agua, mar o brisa,

así refrescas mi cuerpo …

¡Así el infierno se enfría

y se convierte en el cielo!

 

       -----oooOooo-----

  

  

© Manuel de Churruca y García de Fuentes