REMOLINOS

 

Remolinos en el cielo,

tolvaneras y huracanes,

vendavales y revuelos,

temporales formidables.

 

Que dando vueltas y vueltas

se elevan al firmamento,

ráfagas y ventoleras

que en el éter se han disuelto.

 

Arriba, la inmensidad.

 

Remolinos en el mar,

turbulencias y tifones,

gigantesca tempestad

de mangas y de ciclones.

 

Que se hunden y siempre se hunden

en una fosa abismal,

una sima en que se funden

el agua y la oscuridad.

 

Al fondo, profundidad.

 

Remolinos en el alma

de profunda soledad,

que nunca encuentra la calma,

que siempre quiere escapar.

 

Torbellino colosal

de anhelos que se desatan,

naufragio en la tempestad

de angustias desesperadas …

 

… ¿quién me dice dónde van?

 

      -----oooOooo-----

  

  

           © Manuel de Churruca y García de Fuentes