TE HAS IDO

 

No puedo tocar el aire

que acariciaba tu cara.

No puedo oír ya los ecos

de tus risas apagadas.

 

No puedo oler el perfume

que dejabas en la almohada.

No puedo ver ya la luz

que tu rostro iluminaba.

 

No puedo besar la sombra

que tu cuerpo reflejaba.

Te has ido ya para siempre ...

¡y no me has dejado nada!

 

        -----oooOooo-----

  

  

 

© Manuel de Churruca y García de Fuentes