TRIGALES

 

Los trigos nacieron verdes

sobre la tierra mojada,

como tus ojos alegres

que parecen esmeraldas.

 

De oro puro se vistieron

las espigas en verano,

como tu rubio cabello

cuando el sol lo está mirando.

 

Y al segarse los trigales

el campo negro quedó,

lo mismo que tu quemaste

los rastrojos de mi amor.

 

      -----oooOooo-----

  

  

© Manuel de Churruca y García de Fuentes