AMOR DE UN DÍA

 

Cuando yo te conocí

sonaron ocho campanas:

 

Una por tus ojos verdes,

dos, tu inmediata confianza.

 

Tres por tu alegre sonrisa,

cuatro, tus pestañas largas.

 

Cinco, tus gustos afines,

Seis por tu animada charla.

 

Siete por ser especial,

y ocho … ¡porque me gustabas!

 

…………………………….

 

Mas luego llegó la noche

y vi como te marchabas …

 

Sólo quedó como poso

de esa cita inesperada

 

un campanario destruido

y este poema que acaba …

 

     -----oooOooo-----

 

 

 

  © Manuel de Churruca y García de Fuentes