COMBATE DE AZULES

 

Cuando miraste hacia el cielo

yo vi un combate de luces:

el azul del firmamento

y el de tus ojos azules.

 

Profundo azul transparente,

era el color de los cielos,

una pintura celeste

que el aire va sosteniendo.

 

Un azul de brisa tenue

que nunca tocar podemos,

tan frágil, etéreo y leve

como un aire que no vemos.

 

Mirando su inmensidad

quisieras lanzarte a lo alto

por volar en libertad,

surcar su azulado espacio.

 

En cambio el mar de tus ojos

es un claro espejo de agua

y puedes tocar su fondo

de aguas frías y saladas.

 

Azul fluido y cercano

que en tus ojos se desborda,

veneros que van manando

como las lágrimas rotas.

 

Yo nado por tu mirada

y me sumerjo en tu cuerpo,

buceo en sus aguas calmas

y encuentro tus sentimientos.

 

Por eso siempre, al mirarte,

me inunda un extraño miedo …

¡sé que puedo enamorarme

y ahogarme en tu azul inmenso!

 

           -----oooOooo-----

 

 

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes