CONMIXTIÓN

 

Yo era el agua en la montaña nacida

entre nieves, neblinas y torrentes,

agua limpia del deshielo producida,

coronada de espuma en la corriente.

 

Tú eras agua serena y aburrida

en las pozas del valle remansada,

cubierta de hojas secas ya caídas,

aguas mudas, profundas y estancadas.

 

Ambas aguas, al fin, van a mezclarse

en una copa del cristal más fino

de forma que no puedan separarse.

 

Aguas mezcladas en líquido fluido,

unidas clara y turbia en un envase …

¡la vida nos bebió sin distinguirnos!

 

                  -----oooOooo-----

  

  

 

  © Manuel de Churruca y García de Fuentes