CONTRA EL LAICISMO

 

Como un corcho de botella

podréis arrancar mis huesos,

dejarme sin osamenta,

como una bolsa en el suelo.

 

Podréis abrir mi cabeza,

trepanarme mi cerebro,

dejarme sin una idea,

robarme mis sentimientos.

 

Podréis chuparme la sangre

y sacármela del cuerpo

dejarlo sin una gota,

mis venas cual tubos huecos.

 

Podréis arrancar mi carne,

mis dientes, uñas, pellejo, …

¡mas nunca podréis sacarme

a este Dios que llevo dentro!

 

        -----oooOooo-----

 

 

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes