DIOS NO EXISTE

(Reflexión)

 

Dios no existe

porque si existiera

se convertiría en pasado

en cada momento

y dejaría de existir.

 

Existe lo material,

lo que pasa,

lo carnal,

lo que acaba.

Existe mi mano

que escribe estas letras,

pero va muriendo

en cada momento.

 

Dios no puede ser pasado

ni puede ser un presente pasajero,

solo puede ser futuro.

Mas todo el futuro eterno

concentrado en el presente,

desde el principio hasta el fin,

personificado en un instante total y actual

en cada instante consecutivo;

la eternidad en cada instante,

la eternidad eterna.

 

Como una luz

que ilumina todas las cosas

y que son en cada momento

porque las vemos.

Si la luz no existiera,

nada sería, nada existiría.

 

Dios no existe,

ni ha existido

ni existirá ...

Dios, sencillamente,

ES.

 

El todo, incluido yo, existe

porque Dios ES en cada momento,

su creación se renueva en cada momento,

cada cosa existe

porque ES con Él en cada momento.

 

Dios ES un instante total y eterno,

total porque ES todas las cosas,

eterno porque ES todo el tiempo.

 

Él lo dijo:

- "Yo soy quien soy".

Dios no ES porque yo diga que exista,

yo sí existo porque Él ES.

Él ES todo, mi existir y mi tiempo,

todo el existir de todas las cosas

desde siempre y para siempre.

 

Él es el todo,

materia y tiempo,

antes, ahora y después,

a pesar de que yo lo diga

y aunque yo no lo dijera ...

 

DIOS ES.

 

(Al lector pido perdón

por no usar metro ni rima,

mas busqué la concisión

de palabras escogidas.)

 

           -----oooOooo-----

 

 

 

  © Manuel de Churruca y García de Fuentes