DOS MUNDOS

 

Érase un bello canario

de plumaje color fuego,

con un exquisito canto

que alegraba el bosque entero.

 

Todas las tardes sus trinos

se escuchaban en un parque

donde el remanso de un río

formaba un tranquilo estanque.

 

Sobre una rama posado,

que se adentraba en el agua,

veía siempre, observando,

a un pececillo naranja

 

que ningún día faltaba

a su cotidiano encuentro

y que en el agua bailaba

al compás de su concierto.

 

El pez al ave miraba

con fervor y con asombro,

del mismo se enamoraba

como de un ángel canoro.

 

También el ave quedó

del pez naranja prendado,

que brillaba como un sol

con fulgor tornasolado.

 

Ambos seres se observaban

comprendiendo la belleza

de sus escamas doradas

y de sus plumas bermejas,

 

de ese precioso gorjear

que en el aire se escuchaba,

de ese gracioso nadar

que con él se acompasaba.

 

Dos animales de fuego

que al fin se han enamorado,

su diferencia admitiendo,

en dos mundos separados,

 

en la pureza del aire

y en la frescura del agua,

las destrezas musicales

y la gracia de la danza.

 

Uno y otro seducidos,

ya no podrán separarse,

por sus miradas unidos

aunque no puedan tocarse.

 

Dos espacios transparentes

de distinta densidad,

por volar el aire leve

y el agua para nadar.

 

Nunca juntos vivirían

ni en el aire ni en el agua,

pues el ave se ahogaría

y el pez fuera se asfixiaba.

 

Quizás un día aparezca,

llevado por la corriente,

el cuerpo de un ave muerta

que se aleja lentamente.

 

O quizás sobre la arena

encuentren un pez dorado

asfixiado en la ribera

por el aire envenenado.

 

Dos criaturas distintas

en dos mundos paralelos

que, queriendo estar unidas,

las separa un universo.

 

Amor que sufre de lejos

la crueldad de la distancia,

mirando por un espejo

el reflejo de quien ama.

 

¿Será un verdadero amor

en otro mundo perdido?

¿Será real la visión

o solo un bello espejismo?

 

……………………………

 

Lo mismo somos tú y yo,

diversos y extraños seres,

unidos para el amor …

¡pero en mundos diferentes!

 

       -----oooOooo-----

 

 

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes

 

 

 

COMENTARIO DEL AUTOR:

En esta poesía se contraponen dos mundos diferentes:

El aire y el agua, las plumas y las escamas, el canto y la danza, los sonidos y los movimientos, ...

En definitiva, dos mundos diferentes, ELLA y YO.