EL ABRAZO DE LA SERPIENTE

 

Mala mujer que pareces,

a pesar de tu belleza,

una taimada serpiente

que en el silencio me acecha.

 

Quiero ser por ti apresado,

quiero probar tu veneno

y así morir en tus brazos …

¡o enroscado por tu cuerpo!

 

         -----oooOooo-----

  

  

 © Manuel de Churruca

     y García de Fuentes