EL CORDERITO

 

El Niño Jesús nació

en un pequeño portal

enseñando la lección

de pobreza y de humildad.

 

El primero que llegó

para conocer al Niño

fue un zagal que, con amor,

le regaló un corderito.

 

Cuando el Niño se durmió

abrazado al animal

el corderito baló

y le hizo despertar.

 

San José le reprendió

poniendo el dedo en su boca …

¡mas el Niño le lanzó

su sonrisa más hermosa!

 

       -----oooOooo-----

 

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes