ESCLAVO DE AMOR

 

Yo te amaré intensamente

hasta ser tu fiel esclavo,

todo momento pendiente

del capricho de tus labios.

 

Pues a mi vida renuncio,

a tener mi propio espacio,

solo por algún minuto

en el que tú me hagas caso.

 

Me vendo a ti sin un precio

y gratuito me regalo,

que tú poseas mi cuerpo

siendo yo tu cautivado.

 

Tus cadenas son las joyas

que yo ostento en mis dos brazos,

que como el oro me adornan

y las luzco con agrado.

 

Esclavo de amor inmenso,

por voluntad entregado,

dichoso y sencillo siervo …

¡simplemente enamorado!

 

       -----oooOooo-----

 

 

 

  © Manuel de Churruca y García de Fuentes