INDEMNE AL AMOR

 

“La excepción

rompe la regla,

no la confirma”.

 

Presumía yo, inocente,

de ser indemne al Amor

y decía con voz fuerte,

con una gran presunción:

 

- “Si exceptuamos a mi amada,

nunca caí en tal prisión

y ninguna de otras damas

poseerá mi corazón.”

 

Oyéndome estas palabras

un anciano que pasó,

con lógica inveterada,

mi aserto lo desmintió:

 

- “Eso sí es jugar con trampa

al desdeñar la excepción,

porque es justo con su amada

con que el Amor le venció”.

 

        -----oooOooo-----

 

  

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes