MI DULCE FANTASMA

 

Cuando la noche cerrada

extiende su escarcha fría,

entonces llega mi amada,

mi inquietante compañía.

 

Ella es mi dulce fantasma

cuando acaba cada día,

durante la madrugada

ella es toda, toda mía.

 

Por la noche ella me abraza,

me dicta sus poesías,

augurios y adivinanzas,

sus confidencias me explica.

 

Ella es mi musa soñada,

mi ideal y mi utopía,

ella es quimera formada

de sueño y de fantasía.

 

Luego al llegar la mañana

la aparición se disipa …

y vuelvo a esperar con calma

mi nueva y nocturna cita …

 

                -----oooOooo-----

 

 

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes