MI PEQUEÑA POETISA

 

Yo pienso, por consolarme,

que muchos hijos completan

los trabajos de sus padres

y alcanzan obras perfectas.

 

Mis poemas sólo son

un puro entretenimiento,

son la pura diversión

de escribir lo que yo pienso.

 

Mas conseguí interesar

a mi hija, la más pequeña,

y ya le gusta jugar

a encontrar rimas parejas.

 

A mí siempre me sorprende

la luz que se enciende en ella

cuando mis palabras lee

y recita mis poemas.

 

Y es mi deseo callado,

la idea que más me anima,

que la hija del poetastro

pueda un día … ¡ser poetisa!

 

                -----oooOooo-----

 

 

 

  © Manuel de Churruca y García de Fuentes