MIS HIJAS SE IRÁN DE CASA

 

Mis hijas se irán de casa

y yo no podré pararlas,

solo puedo prepararlas

para que anden su jornada.

 

Y si algún día fracasan

yo estaré para ampararlas,

del peligro separarlas

y sus faltas repararlas.

 

Yo no quiero compararlas

¡pero son extraordinarias!

 

       -----oooOooo-----

 

 

 

  © Manuel de Churruca y García de Fuentes