MUJER MAYOR

 

Cuando era joven promesa

de muchacho enamorado,

ya consideraba viejas

a chicas con treinta y tantos.

 

Pero la vida te enseña

a fuerza de cumplir años

y el saber que el tiempo deja

tu opinión la va cambiando.

 

Donde hubo una mujer bella

la experiencia me ha enseñado

a captar la sutileza

de su esplendor ya pasado.

 

Ese poso de belleza

que su vida ha decantado …

Ese soplo de tristeza

de sus dos ojos cansados …

 

         -----oooOooo-----

 

  

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes