NACER O MORIR

 

Nacer

es empezar a morir.

Morir

es el nacer otra vez

en una vida sin fin.

 

Cuando nacemos morimos

lentamente.

Cuando morimos nacemos

para siempre.

 

Tanto nacer o morir

son puertas inevitables.

Lo demás todo es vivir,

no hay nadie que a esto se escape.

 

Siempre el viajero es el mismo

desde el momento que nace,

siempre adelante el camino

pues sólo cambia el paisaje.

 

El alma viste con cuerpos

que envejecen como un traje,

mas nunca cambia por dentro,

es la misma en cada instante.

 

Tu pensamiento es el mismo

y sólo el tiempo es cambiante,

como caer a un abismo

infinito e interminable.

 

¿Cuántas puertas cruzaremos?

¿Qué paisajes nos aguardan?

¿Vestiremos otros cuerpos?

¿El camino nunca acaba?

 

Habrá una fuente al final

que inunde todo de Amor,

el círculo acabará

pues fin y origen … es Dios.

 

         -----oooOooo-----

  

 

         -----oooOooo-----

  

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes