PALABRAS DE ORO

 

Yo voy andando el camino

mientras que la vida pasa.

Voy escribiendo mi libro,

mis actos son las palabras.

 

Así se van escribiendo

las experiencias diarias

con las prosas y los versos

que en sus páginas se graban.

 

Unos serán actos buenos,

otras serán obras malas,

todas se irán imprimiendo

sobre las páginas blancas.

 

Pero solo escribiréis,

de una forma señalada,

con oro macizo de ley

formando letras doradas

 

los actos que son de amor,

los que con cariño se hagan,

caridad y compasión

con que se adorna cada alma.

 

Al fin todos los escritos

serán pasto de las llamas,

serán quemados los libros

de nuestras vidas pasadas.

 

Todas las hojas serán

en cenizas transformadas,

por el aire ascenderán

formando blanca humarada.

 

Solamente quedarán,

entre brasas apagadas,

letras del noble metal

brillando más que las ascuas.

 

No quedará nada más

de tu vida ya acabada

ya que todo lo demás

se habrá fundido en la nada.

 

Solo sobrevivirá

el amor que no se abrasa,

ese oro al final será

tu única joya salvada.

 

El metal se pesará

junto a tu alma en la balanza

para compensar el mal

que en toda vida se causa.

 

Por lo tanto, procurad

que al final de la jornada

vuestro libro pese más

por palabras cinceladas

 

en el metal más precioso

que con amor se compara …

¡que sea nuestro tesoro

que perdura y que nos salva!

 

………………………………..

 

 

          ¡Son palabras de oro

          los actos de amor,

          el mejor adorno

          de tu corazón!

 

            -----oooOooo-----

 

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes