QUÉ ANIMAL QUIERES SER

 

Un día probé a pensar

en qué animal convertirme:

si en un gran oso polar

o en un león invencible;

 

en un águila imperial

o en un poderoso tigre;

en un caballo alazán

o hasta en el Yeti del Tíbet.

 

Pero decidí al final

ser tu perrito caniche

para poder siempre estar

en su cestito de mimbre,

 

sin cansarme de mirar

tus preciosos ojos grises,

dejándome así cuidar

y que con tu amor me mimes.

 

Pegado a ti disfrutar

de los momentos felices

y poderte consolar

cuando estés cansada o triste.

 

Aunque sin poder hablar

lo que te quiero decirte.

Cada noche, al terminar, …

¡sobre tu cama dormirme!

 

        -----oooOooo-----

 

 

        -----oooOooo-----

 

 

  

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes