TÚ LO PUEDES CONSEGUIR

 

Nunca pude comprender

todo el bien que tú me hacías

cuando al yo desfallecer

mil veces me repetías:

 

- “Tú lo puedes conseguir,

confía en tus propias fuerzas.

Yo estaré también allí

para abrazarte en la meta.

 

Porque el secreto no es más

que voluntad y trabajo,

trabajo por prosperar,

voluntad para aguantarlo.

 

Siempre hacia adelante, siempre,

sin volver la vista atrás,

Piensa que tu propia suerte

es la que tú buscarás.

 

Corazón e inteligencia

son tus piernas para andar;

el tesón y la paciencia

para nunca abandonar.

 

Cada día tiene un reto,

no pretendas nada más.

Si andas cada día un trecho …

¡llegarás hasta el final!”

 

         -----oooOooo-----

 

 

 

 © Manuel de Churruca y García de Fuentes