TAN LEJOS … JUNTO A TI

(poesía libre)

 

Estoy sentado a tu lado,

pero no puedo tocarte …

 

No se si es real o lo imagino,

pero siento tu calor junto al mío.

 

Yo no quiero ni moverme,

no hablo, apenas ni respiro,

para alargar ese momento

en que imagino tenerte,

para que tú no te vayas,

para que tú no te alejes.

 

Pasas muy cerca de mí,

tanto que casi me rozas

y huelo tu perfume fresco.

 

Te inclinas junto a mi vera,

tu pelo toca mi cara

y siento un escalofrío.

 

Intento mirar a otro lado

pero mis ojos no pueden evitarlo

y no se apartan de ti.

 

Continúo mirándote,

con disimulo, de reojo,

como haciendo algo prohibido.

 

Robando el brillo de tu figura,

que cálidamente te rodea,

estudiándote despacio,

la forma de tu silueta,

el volumen de tu cuerpo, …

 

Tengo que apretar los puños

para que no vuelen mis manos

y se posen en tu pelo

o te acaricien el rostro.

 

Estas tan cerca de mí

que noto tu respiración,

huelo tu aliento,

siento tu calor,

me veo en tus ojos,

casi oigo los latidos

de tu corazón.

 

Tan cerca de mí

que te puedo sentir,

como estar dentro de ti,

como ser parte de ti.

 

En cambio, para ti yo soy

una invisible persona

a la que el azar ha unido

sólo por un breve momento.

 

Soy el pasajero habitual

con el que se coincide

de vez en cuando

en este largo viaje,

pero que no se echa de menos

si un día no se ve.

 

Cuando tú estás junto a mí

el mundo pierde importancia,

porque mi mundo eres tú.

 

Estás sentada a mi lado

pero no puedo tocarte,

no debo hacerlo.

 

Tan cerca …

y tan lejos.

 

Sufriendo tu ausencia …

a tu lado.

 

Echándote de menos …

a tu lado.

 

Y estoy seguro

que nunca,

nunca …

serás mía

…..

.

 

 

 

 

  

  © Manuel de Churruca y García de Fuentes