TODO YA SOY CORAZÓN

 

Nunca he podido quererte,

por mucho que lo he intentado,

más de lo que un hombre puede

con un corazón humano.

 

Hoy te quiero con los ojos,

con mi pecho y con las manos,

con la piel y con el rostro,

con la boca y con mis labios.

 

Mis células eucariotas,

mi materia corporal,

mi esencia y sustancia toda

solo existen para amar.

 

Mi ser entero ya late

al son de mis sentimientos,

sólo para venerarte

con este cardiaco cuerpo.

 

Y al fin ya toda mi carne

se me ha vuelto corazón …

¡para poder adorarte

mi cuerpo ya es todo amor!

 

       -----oooOooo-----

 

  

 

  © Manuel de Churruca y García de Fuentes