LA HERMANA CAUTIVA

 

Mañanita, mañanita,

mañanita de primor,

cautivaron a una niña

mas hermosita que el sol.

 

Le mandaron a lavar,

a lavar a la mocita,

por allí pasaba un conde

que de la corte venía.

 

- “Buenos días, bella mora”.

- “Buenos días tenga usía,

no soy mora, caballero,

que soy cristiana cautiva”.

 

- “¿Te quieres venir conmigo?”

- “De buena gana me iría,

mas los pañuelos que lavo

¿dónde yo los dejaría?”

 

- “Los de seda y los de organza

aquí en mi caballería

y los que no valen nada

la corriente llevaría.”

 

La hizo montar a caballo

y a su casa la traía,

que al pasar por la frontera

la morita se reía.

 

- “¿De qué ríes, bella mora?

Dímelo, morita mía.

¿Te ríes de mi caballo

o del hombre que lo guía?”

 

- “No me río del caballo

ni del hombre que lo guía,

me río de ver España

que es toda la patria mía."

 

Al pasar por unos montes

ella a llorar se ponía.

- “¿Por qué lloras, bella mora?

Dímelo, morita mía.”

 

Lloro porque en estos montes

mi padre a cazar venía

con un hermano que tengo

y toda su compañía.

 

- “¿Cómo se llama tu padre?

- “Se llama Manuel García

y un hermanito que tengo

se llama Félix María.

 

¡Ay, madre, abra usted las puertas,

ventanas y celosías,

que al creer traer a una mora

traje a una hermanita mía,

que aquí le traigo la hermana

que lloraron noche y día!”

 

     ------oooOooo------

 

 

 

 

(OTRA VERSIÓN)

 

LA HERMANA CAUTIVA

 

Mañanita, mañanita,

mañanita de primor,

cautivaron a una niña

que era más bella que el sol.

 

Le mandaron a lavar

pañuelitos a la ría,

por allí pasaba un rey

que de la guerra venía.

 

- “¡Apártate mora bella!

¡Apártate mora linda!

Que va a beber mi caballo

de esta agua tan cristalina.”

 

- “No soy mora caballero,

que soy cristiana nacida.

Me cautivaron los moros

desde que era chiquitita."

 

- “¿Quieres tú venir a España

aquí en mi caballería?”

- “Y los pañuelos que lavo

¿dónde yo los dejaría?”

 

- “Los de seda y los de Holanda

aquí en mi caballería

y los que no valen nada

la corriente llevaría.”

 

Al entrar en la ciudad

la morita se reía …

- “¿De qué te ríes morita?

¿De qué te ríes cautiva?”

 

- “No me río del caballo,

tampoco del que lo guía.

Me río de ver las tierras

donde mis padres vivían.”

 

- “¿Cómo se llaman tus padres?”

- “Mi padre Juan de la Oliva

y un hermanito que tengo

se llama José María.”

 

- “¡San Juan y Santa María!

Que por traerme a una mora

mse traigo a una hermana mía.

¡Ábrame la puerta madre!

 

¡Ábrala con alegría!

Que aquí le traigo la prenda

que ha llorado noche y día.”

 

       ------oooOooo------